11:19 pm - Martes mayo 21, 2019

Eid al- Adha: El Sacrificio de Ismael

Escrito por Shiitenews Reporter

Se cuenta a través de tradiciones correctas o autenticadas que el Sexto santo Imam, el Imam Ja’far as- Sadiq dijo: “El Arcángel Gabriel fue donde Abraham el 8 de Dhu’l-hijjah en el momento de zawaal (la declinación del sol de su cénit) y dijo: “’Oh, Ibrahim, busca agua para ti y tu familia.” En ese momento no había agua entre La Meca y Arafat.

Entonces, el Arcángel Gabriel condujo a Ibrahim hasta Mina y rezó Zuhr y Asr, luego Maghrib e Isha y finalmente las oraciones Fajr. Cuando se levantó el sol, se fueron hacia Arafat, llegaron a Marwa y se detuvieron allí. En el momento de Zawaal, rezaron Zuhr y Asr con una Azaan, pero con distintas Iqamah, en el punto en que la Mezquita de Arafat está ubicada.

Luego lo hizo sentar en un espacio vacío y le dijo que se arrepintiese de sus pecados. (Eteraaf) y que comprendiese los rituales de este hajj. Abraham fue hecho poner de pie hasta el ocaso. Después se le ordenó que se dirigiese hacia Mashar-al- haram. Al llegar a Mashar, llevó a cabo las oraciones Maghrib e Isha con una Azaan y dos Iqamah diferentes. Pasó la noche allí y cuando terminó sus oraciones de la mañana al día siguiente, el Arcángel Gabriel le mostró la posición y lo llevó a Mina y le dijo que arrojase guijarros a Al- Jamarah Aqba ya que allí fue donde Satán apareció por primera vez. Luego se le instruyó en el ritual del sacrificio. Cuando Abraham llegó a Masharul haram esa noche fue a dormir, feliz y satisfecho. Soñó que estaba sacrificando a su hijo. Había llevado a su esposa y a su hijo con él para el hajj. Cuando llegaron a Mina, juntos apedrearon a Satán. Entonces le dijo a Sara que fuera y visitara la Kaaba manteniendo a su hijo consigo. Luego llevó a su hijo al medio con Satán y discutió el tema con él tal como se relata en el Corán: “¡Hijito! He soñado que te inmolaba. ¡Mira, pues, qué te parece!” (37: 102)

El piadoso hijo le dijo a su padre que llevara a cabo la tarea que había comenzado: “Dijo: ‘¡Padre! ¡Haz lo que se te ordena! Encontrarás, si Allah quiere, que soy de los pacientes.” (37: 102)

De esta forma, ambos se sometieron a la voluntad de Allah y repentinamente apareció Satán bajo la forma de un anciano. “Abraham, ¿adónde estás llevando a este muchacho?” preguntó Satán.

“Deseo inmolarlo,” contestó Abraham.

“¡Subhan Allah (Gloria sea dada a Allah)!” exclamó Satán, “¿Vas a inmolar a esta criatura que jamás cometió el menor de los pecados?”

“Pero mi Señor me lo ha ordenado,” dijo Abraham.

“¡Tu Señor te lo prohíbe!” mintió Satán. “¡Satán te ha engañado!”

“¡Qué vergüenza!” dijo Abraham, “El que me ha conferido la Profecía me lo ha ordenado. Y recibí el Mandamiento Divino a través del mismo Ángel con cuya voz estoy familiarizado. No tengo dudas acerca de ello.”

“Por Allah,” insistió Satanás, “Nadie sino Satán ha emitido una orden así.”

“Por Allah”, dijo Abraham, “no deseo hablar de esto contigo.” Y decidió seguir adelante con su misión. Satán hizo un último esfuerzo y dijo: “Oh, Abraham, tú eres el líder de todas las criaturas, y la gente sigue tu ejemplo. Si llevas a cabo este acto toda la gente se verá obligada a inmolar a sus propios hijos.”

Abraham no respondió. Discutió el tema con su hijo. Cuando ambos acordaron cumplir con el Mandamiento Divino, el hijo le dijo a su padre que cubriera su cara y sujetase sus manos y sus pies de manera segura. Abraham dijo que podía inmolarlo o sujetar sus manos y pies. Pero que no podía hacer acopio de fuerzas para realizar ambas cosa. Así que extendió una piel e hizo que su hijo se recostara en ella. Luego ubicó el cuchillo en su garganta y levantó su cabeza al cielo. Luego sujetó el cuchillo con todas sus fuerzas. El Arcángel Gabriel giró el cuchillo de modo tal que el canto sin filo no cortara la garganta. Abraham vio que estaba sosteniendo el cuchillo de manera errada. Lo corrigió y repitió el acto. Nuevamente el Arcángel Gabriel giró el cuchillo. Esto sucedió numerosas veces. Finalmente el Arcángel Gabriel trajo un carnero de la ladera y sacó al muchacho de debajo de las manos de Abraham y lo remplazó con el carnero. Y una voz proveniente de la Mezquita Khaif anunció: “Has cumplido tu sueño. Recompensamos a los siervos piadosos de esta manera. ¡Ciertamente esto fue una examinación manifiesta.”

Mientras tanto, Satán  fue donde la esposa de Abraham cuando la Kaaba aún estaba lejos. Le preguntó por la persona que había conocido en Mina. Ella dijo que era su esposo.

“¿Y el muchacho con él?”, preguntó

“Es mi hijo,” contestó.

“He visto que ese hombre recostó el muchacho y estaba sosteniendo un cuchillo, listo para inmolarlo,” dijo Satán.

“¡Mientes!” dijo Sara, “Abraham es el hombre más misericordiosos, ¿cómo podría matar a su propio hijo?”

“¡Por el Señor de los cielos y la tierra, por el Señor de esta gran casa! He visto con mis propios ojos que el hombre ha recostado al muchacho y preparaba el cuchillo para sacrificarlo.”

“¿Pero por qué?” preguntó Sara.

“Tiene la impresión que su Señor se lo ha ordenado.”

“Entonces debe seguir las órdenes de su Señor,” dijo ella.

Después de llevar a cabo los rituales, se dirigió con prisa a Mina. Manteniendo las manos sobre su cabeza decía una y otra vez: “¡Oh, Allah! ¡No me castigues por lo que le he hecho a la madre de Ismael!”

Cuando llegó donde Abraham y preguntó por su hijo, se conmocionó al ver la herida del cuchillo. Se enfermó y partió a la morada celestial.

El narrado le preguntó al Imam acerca del lugar adonde Abraham llevó adelante la inmolación, “Cerca del medio de Al- Jamarah,” contestó el Imam, “Y el carnero descendió del cielo a la montaña que está a la derecha de la Mezquita de Mina. Solía pastar allí, en la oscuridad.”

“¿De qué color era?” preguntó el narrador.

“Blanco y negro,” dijo el Imam, “de tamaño grande y con grandes cuernos.” [62]

“El hijo de dos inmolaciones,” explicado:

“Cadenas confiables de informantes citan al Imam al- Ridha que decía que el Santo Profeta comentó: “Soy el hijo de dos inmolaciones.”

El Imam explicó: “Las dos inmolaciones fueron Ismael, el hijo de Abraham y Abdullah, el hijo de Abdul Muttalib.” Ismael fue aquella persona paciente cuyas buenas nuevas le fueron transmitidas a Abraham. Cuando creció lo suficiente para caminar con su padre, Abraham le dijo un día que había soñado que lo sacrificaba, “Así que deseo que pienses en ello y tomes una decisión.”

“Querido padre,” dijo Ismael, “sigue adelante con tu misión.” No le pidió que siguiera adelante con lo que había visto en sueños.

“Me encontrarás entre los pacientes.”

Cuando Abraham lo llevó para la inmolación, el Todopoderoso lo rescató con un carnero que solía pastar y alimentarse sólo en la oscuridad. Podía hablar también y cuarenta años de allí había pastado en los jardines del Paraíso. No había nacido de un vientre. El Todopoderoso le había ordenado “Sé” y vino a ser, de modo que un día se convirtiera en el rescate de Ismael. Y todos los sacrificios que se lleven a cabo en Mina, hasta el Día de la Resurrección serán el rescate de Ismael. Esto es lo que significa “Dos inmolaciones.” [63]

El Sheij Muhammad bin Babawayh cita el anterior hadiz y luego dice que existen diferentes explicaciones para el término “el inmolado”. Algunos dicen que fue Ismael y a veces mencionan a Isaac. Y no es posible rechazar las tradiciones recibidas a través de las fuentes apropiadas. En realidad el incidente ocurrió con respecto de Ismael pero cuando Isaac nació, también deseó ser hecho un cordero sacrificial como su hermano. También deseaba demostrar paciencia y obtener una posición elevada como su hermano Ismael. El todopoderoso sabía que era sincero en sus intenciones, de modo que ordenó a los ángeles que lo llamaran “zabih” (el inmolado). Esta explicación está registrada a través de canales confiables del Imam Ja’far as- Sadiq. Además la afirmación del Santo Profeta que era el hijo de dos “inmolados” también es adecuada porque el tío está en la misma posición que el padre. Este punto es mencionado en el Corán y el Santo Profeta ha dicho: “Un tío es como un padre.” De modo que desde este aspecto  la afirmación del Santo Profeta es correcta cuando dijo: “Soy el hijo de dos inmolados.” Él era el verdadero descendiente del real “inmolado” (Ismael), el descendiente metafórico del metafórico “inmolado” (Isaac).

El gran sacrificio explicado de otro modo:

“Zibh al- Azim” (El gran Sacrificio) puede ser explicado de otra forma. Fadhl bin Shadhan dice que ha oído al Imam al- Ridha decir: “Cuando el Todopoderoso ordenó a Abraham que sacrificara a su hijo Ismael y él accedió. El Todopoderoso reemplazó a Ismael con un carnero. Cuando Abraham supo esto se decepcionó al saber que no tenía permitido sacrificar a Ismael y que le eran negadas las recompensas que hubiera ganado de sacrificar a su hijo para Allah. Por lo tanto, Allah Todopoderoso le preguntó quién era su ser más querido. Contestó: “Nadie es más amado para mí que Muhammad al- Mustafa.”

“¿Valoras tu vida más que la vida de Muhammad al- Mustafa?”

“Lo amo más que a mi  vida,” contestó Abraham.

“¿A quién prefieres? ¿A su hijo o a tu propio hijo?”

“A su hijo,” replicó Abraham.

“¿Te dolería más verlo inmolado por sus enemigos o sacrificar a tu hijo con tus propias manos será doloroso?”

“¡Mi Señor! Sería más doloroso si su hijo es inmolado por los enemigos.”

El Todopoderoso reveló: “¡Oh, Abraham! Un grupo que afirma ser de la comunidad de Muhammad (musulmanes) después de que se vaya de este mundo sacrificará a su hijo como un cordero es inmolado. Y se convertirán en blanco de Mi ira.”

Después de oír esta estremecedora profecía, Abraham se puso triste. Comenzó una quejumbrosa lamentación. Entonces Allah reveló:

“¡Oh, Abraham! He tomado este lamento tuyo como el rescate de tu hijo Ismael. Porque te habrías lamentado de la misma forma de haber sacrificado a Ismael con tus propias manos. Por lo que te concedo la mejor de las recompensas que es dada a los que son aptos para ella debido a sus aflicciones. Esta es la explicación de las palabras: “Le rescatamos mediante un espléndido sacrificio.” (37: 107)

Está registrado en tradiciones confiables que el carnero de Abraham era una de aquellas criaturas a las que Allah creó sin el vientre de una madre.

¿Quién fue inmolado? ¿Ismael o Isaac?

En un confiable hadiz la gente le preguntó al Imam al- Ridha si Ismael fue inmolado por Abraham o fue Isaac. “Fue Ismael,” respondió el Imam. “Parece que no han visto las palabras del Todopoderoso en donde Él le da la buena nueva de Isaac a Abraham después que Él mencionó el incidente de Ismael en la Sura al- Saffat. Así que ¿cómo puede ser que Isaac sea ‘el inmolado’?”

De acuerdo a una tradición confiable del Emir al- Muminin, Ali, el “inmolado” era Isramel.

En tradiciones confiables alguien le preguntó al Imam Ja’far as- Sadiq si Ismael era mayor o lo era Isaac. El Imam dijo que Ismael era cinco años mayor que Isaac, y que era “el inmolado”. Vivía en La Meca y Abraham lo llevó para el sacrificio. También hay una brecha de cinco años entre la buena nueva del nacimiento de Ismael e Isaac. ¿No han oído las palabras coránicas en las que Abraham pedía a Allah: ¡Señor! Regálame un hijo justo. (37: 100)?

Allah aceptó su pedido:

“Entonces le dimos la buena nueva de un muchacho benigno” (37: 101)

Ése era Ismael en el vientre de Agar. Luego un gran carnero fue enviado como rescate de Ismael.

Y en un hadiz digno de confianza el Imam dice que si la carne de otro animal fuera más pura que la de un carnero, Allah lo habría enviado como el rescate de Ismael. Una versión del hadiz menciona el nombre de Isaac en lugar del de Ismael.

Otra tradición más del Imam ja’far as- Sadiq dice que Jacob escribió al Aziz (jefe) de Egipto: “Nosotros, la Ahl- ul- Bayt (gente de la casa) somos proclives a las examinaciones y pruebas. Nuestro ancestro Abraham fue probado por el fuego y mi padre, Isaac, fue examinado por el sacrificio.”

***

[62] Este hadiz prueba que el hijo de Abraham llevado al sacrificio y el incidente que es mencionado en el Corán conciernen a Isaac. Existen vastas diferencias entre los académicos chiitas y sunitas con respecto a este tema. Los judíos y los cristianos aparentemente creen que fue Isaac. Las tradiciones chiitas mencionan a ambos, a Ismael e Isaac y la mayoría de los eruditos chiitas creen que se trató de Ismael porque la mayoría de los informes apoyan este punto de vista. La aparente importancia del versículo coránico es también que está explicado en el contexto de las tradiciones. Si no hay acuerdo en cuanto quién fue llevado al sacrificio, podemos reconciliar la tradición diciendo que le sucedió a ambos.

Parece que el nombre de Isaac es mencionado sobre la base de Taqiyyah o que ha sido el punto de vista prevaleciente entre los eruditos de escuelas opuestas. No se puede depender de la unanimidad de la Gente del Libro. Además, un rabino fue donde Omar ibn Abdul Aziz quien le preguntó respecto de este tema. Dijo que los eruditos judíos y cristianos saben que fue Ismael pero debido a los celos lo niegan porque Isaac es su antecesor, mientras que Ismael es el ancestro de los árabes. Desean confinar el mérito a su ancestro y no al vuestro.

[63] El escrito dice: El segundo sacrificio era el de Abdullah según se menciona en el reporte del Santo Profeta. Remitirse al volumen II.

[64] He citado sólo algunas pocas tradiciones que prueban que el Sacrificio de Ismael (en lugar del de Isaac) en este capítulo aunque hay muchos más. Si Allah lo desea, veremos muchas otras narraciones en el reporte.

Fuente: Hayat Al- Qulub, vol I, Stories of the Prophet, por el Ulema Muhammad Baqir Al- Majlisi

Traducido por Fabiana Ríos, para UMMA, de:

http://www.shiitenews.com/index.php/articles/8102-eid-al-adha-the-sacrifice-of-ismail

 

 

Filed in: Hadices (Tradiciones)

No comments yet.

Deja un comentario

Debes iniciar sesion para dejar un comentario.