9:55 am - Martes febrero 28, 2017

La Revolución Islámica a los 36

Por  Zafar Bangash

Febrero de 2015

Es inspirador como la Revolución Islámica en Irán ha sobrevivido durante 36 años a pesar de la incesante agresión de las potencias imperialistas y sionistas. Es el compromiso del pueblo de Irán al Islam y de la piedad de su liderazgo.

Teniendo en cuenta tanta agitación en el mundo, especialmente en el Oriente musulmán (también conocido como el Medio Oriente), hay un país en la región – el Irán Islámico – que se destaca como un faro de luz y estabilidad. A pesar de décadas de sanciones occidentales impuestas ilegalmente que aún están en el lugar, la invasión externa y el sabotaje interno masivo, es verdaderamente notable que el Estado islámico no sólo está de pie, sino que haciendo grandes progresos. Otros países habrían colapsado hace ya mucho tiempo.

¿Cómo se explica la estabilidad y el progreso de Irán? Sería erróneo asumir que sólo porque está dotado de una enorme riqueza petrolera y de gas, es capaz de capear el temporal. Después de todo, otros productores de petróleo – Iraq, Libia, incluso Siria y Arabia Saudita – son presa de la agitación. Irak ha sido devastado por las invasiones y las repetidas sanciones. El Irán Islámico, también ha sido objeto de este tipo de agresión, irónicamente incluso desde Irak, sin embargo, se mantiene firme. Libia está completamente destrozada; no hay gobierno con quien hablar. Siria está envuelta en una guerra instigada y financiada desde el extranjero. Ha sido capaz de soportar esta gran conspiración gracias al apoyo que ha recibido de Hezbolá (el aliado de Irán) y del propio Irán. Y el Reino artificial de Arabia Saudita, pesar de haber sido descrito como una “isla de estabilidad” por el Presidente Estadounidense Barack Obama (el 28 de enero) – Saudíes tengan cuidado, recuerden las fatídicas palabras de Jimmy Carter acerca del régimen del Sha como una “isla de estabilidad” a finales de 1977 – se tambalea al borde del abismo. Su supervivencia no está asegurada y no es sólo porque acaba de perder a un rey o porque también el nuevo es anciano y sufre de demencia. Sus contradicciones internas están ganando terreno.

¿Cómo se explica la estabilidad y el progreso de Irán? Se puede resumir en una palabra: Islam. Irán se ha embarcado en el camino Islámico para hacer frente a las necesidades de su pueblo, así como para establecer un sistema en el que los pisoteados y los oprimidos sean tratados de manera justa. Es cierto que el Irán Islámico no es perfecto; nunca ha sido o va a ser un estado perfecto, pero es mucho mejor que casi todos los demás. A diferencia de Arabia Saudí o Pakistán, la adhesión de Irán al Islam no es superficial. Hay un compromiso genuino de cumplir con los ideales Islámicos. Es evidente en la simplicidad de sus dirigentes, empezando por el Rahbar, el Imam Seyyed Ali Khamenei, que se filtra hasta llegar al nivel más bajo. La taqwa (el estado espiritual de una persona al creer firmemente en la Omnipotencia y Omnipresencia de Allah) fluye desde la parte superior; cuando los líderes son Muttaqi, ellos inspiran a los de abajo para emular su ejemplo. Y la riqueza no se concentra en las manos de unos pocos rapaces en la parte superior.

En cualquier otra sociedad musulmana, la taqwa existe principalmente entre los pobres, las masas oprimidas (o cualquiera que sea su comprensión de la misma) pero no se propaga hacia los de arriba. En cambio, en la cima hay concentración de riqueza en sus manos. Esto crea resentimiento y, por lo tanto, la inestabilidad en la sociedad. No es de extrañar que algunas sociedades musulmanas no tengan estabilidad; Turquía y Malasia pueden citarse como excepciones, pero en un sentido limitado.

Otros dos aspectos notables del Irán Islámico son su total independencia de cualquier influencia o injerencia extranjera, y ninguna deuda externa. Medidos en cualquier escala, estos son logros absolutamente excepcionales. Las potencias depredadoras occidentales no toleran que ningún país ejerza un juicio independiente; utilizan su músculo militar a gran escala para poner al país reacio nuevamente dentro de la línea. Han tratado esto con el Irán Islámico, así durante casi cuatro décadas, pero han fracasado miserablemente. Del mismo modo, al no ser parte del sistema financiero internacional – Irán no es miembro del Banco de Internacional de Pagos, una institución dominada por banqueros y ladrones internacionales – ha evitado hábilmente el fraude financiero capitalista regularmente perpetrado para empobrecer a otros mientras que la acumulación de riqueza se encuentra en las manos de unos pocos.

Sólo el cumplimiento de los principios islámicos verdaderos permite a las personas soportar tal presión. Irán es la encarnación de esos valores y un modelo a imitar para otros musulmanes, si sólo ellos lograran quitarse las anteojeras sectarias.

1-Iran2_74786436065

Fuente: crescent-online.net

Link: http://www.crescent-online.net/2015/02/islamic-revolution-at-36-zafar-bangash-4824-articles.html

Traducción: Laila Hakim para UMMA

Filed in: Cultura, Noticias, Política, Práctica Islámica, Religión, Social

No comments yet.

Deja un comentario

Debes iniciar sesion para dejar un comentario.