10:54 pm - Sábado julio 20, 2019

Hazrat Zainab (La Paz sea con ella), la Erudita Innata

Escrito por Seyyed Ali Shahbaz

“Ellos dijeron: ‘¡Glorificado seas! No conocemos más que aquello que Tú nos has enseñado. En verdad, Tú eres el Conocedor, el Sabio.” (Sagrado Corán 2:32)

La aleya anterior de la Revelación Final de Dios para la humanidad, es la respuesta impotente de los ángeles celestiales cuando Dios Todopoderoso les pidió que digan ciertos nombres, tras haber exaltado sus propias virtudes de incesante adoración, mientras le preguntan a la Fuente de la vida en cuanto a porqué Él había creado el primer ser humano – una especie susceptible de forjar la corrupción y el derramamiento de sangre en la tierra.

La Sabiduría Divina está más allá del alcance de los ángeles, sin hablar de Iblis el genio, que se negó a postrarse ante Adán y fue arrojado como el eterno maldito Satanás, así como los de la raza humana que están atrapados en la ignorancia y en los pecados.

Para ser breve, para asombro de los ángeles, Adán, que fue enseñado directamente por Dios (y por nadie más), dio las respuestas correctas y así demostraron hasta la eternidad que los Profetas y los Santos entre su progenie son depositarios del conocimiento y la sabiduría divinamente inspirados, y no han sido enseñados por ningún ser humano falible.

En otras palabras, aquellos que erróneamente se intitulan como “Khalifa” (califa en español, y como el Corán dice de Adán el Primer Khalifa de Dios en la tierra), y sin embargo, están inmersos en la ignorancia, y, además, cometen el pecado imperdonable de privar, oprimir y matar los virtuosos de entre los descendientes de Adán, especialmente a los miembros inmaculados del hogar bendito del mejor ser humano — el Profeta Muhammad (La Paz sea con él y su familia purificada) – no son más que demonios, aunque en apariencia podrían parecerse a los seres humanos.

Hoy, en la víspera del bendito cumpleaños de una hija impecable de Adán y Eva, echemos un vistazo a la vida ejemplar del Alematun-gayr-il-Mu’allema (la “Erudita no escolarizada ” o más precisamente la “Dama Conocedora no escolarizada por nadie “)

Así es como, Hazrat Zainab (SA), la nieta del Profeta Muhammad y Hazrat Khadija (SA), y la hija del Imam Ali (AS) y Hazrat Fatima (SA), que fue dirigida por su sobrino, el Imam Zain al-Abedin (AS), a raíz del martirio de su hermano, el Imam Husain (AS)

Se dice que la saga inmortal de Karbala hubiera quedado incompleta si no fuera por los esfuerzos de Hazrat Zainab (SA). He aquí a una hermana que se negó a que la misión de su hermano mártir se limitara al día épico de Ashura como los cobardes enemigos de la humanidad habían planeado. El encarcelamiento no apagó el ánimo. Ella no sólo llevó el mensaje del Imam Husain (AS) a Kufa e hizo que los iraquíes se arrepientan de su traición al nieto del Profeta, sino que institucionalizó su conmemoración para siempre.

Tampoco permitió que los calabozos de Damasco y el tribunal atestado del tirano Yazid ahoguen la elocuencia de sus sermones que eventualmente puso al tanto a los Sirios de la traición de los Omeyas contra el Islam. Tampoco estaba conforme de simplemente aliviar la carga de su corazón sangrante con el retorno a la casa de Medina ante la manifestación de duelo del pueblo de Hiyaz conmocionados por la tragedia que afectó a la casa del Profeta.

Corrió el velo de la hipocresía de la cara del impío gobernante maldito, Yazid, a quien ella acertadamente llamó “yabna en-tulaqa” (hijo de esclavos liberados) delante de toda la corte llena de dignatarios extranjeros, entre ellos el embajador bizantino – que resultó ser un descendiente del Profeta David (AS) y fue sorprendido por lo que los musulmanes habían hecho con el nieto de su propio Profeta – la nieta del Profeta Muhammad (La Paz sea con èl y su familia purificada), trajo una auténtica revolución que trasciende los continentes.

De hecho, Hazrat Zainab (SA), junto con su sobrino, el Imam Zain al-Abedin (AS), no sólo internacionalizó la tragedia de Karbala, sino que como era el objetivo de su hermano mártir, la inmortalizó para la salvación de la humanidad, para que la gente en cada época, era o lugar geográfico pudiera seleccionar la verdad de la falsedad al contemplar el levantamiento del Imam Husain (AS).

De este modo, cuando cualquier mente consciente vuelve a la Epopeya de Ashura y las secuelas traumáticas de la mayor tragedia de la historia, reconocerá que el Islam y todos los valores humanitarios, sin la menor duda, están también en deuda para siempre con la dama cuyo infatigable papel le valió el título de “Sharikat al-Husain” o compañera en la misión del Imam Husain (AS).

Sin embargo, con el fin de tener una perspectiva adecuada de la personalidad multidimensional de Hazrat Zainab (SA) uno tiene que entender que ella no surgió de forma espontánea en la escena de Karbala o en los escenarios de conspiración sin éxito por los enemigos declarados de Ahl al -Bayt en Kufa y Damasco, donde las nobles mujeres de la familia y los niños de la casa del Profeta desfilaron detrás de las cabezas cortadas de sus seres queridos montadas sobre lanzas. Como cuestión de hecho, Karbala, y los dos centros de poder en Irak y Siria proporcionan simplemente el digno colofón a una vida fructífera de casi seis décadas que comenzaron con su bendito nacimiento durante los días del Profeta y terminaron con el martirio lúgubre unos cuatro años después del sacrificio heroico de su hermano.

De este modo, a pesar de que está más allá de nuestro alcance para medir plenamente el lugar de honor en la historia de la civilización humana de una dama, cuyos méritos sólo Dios Todopoderoso, su último y más grande Profeta y los Imames Infalibles conocen, podríamos al menos tener el honor de prestar nuestro humilde homenaje a Hazrat Zainab (SA) mediante el estudio de su azarosa vida desde el día en que abrió los ojos en la morada de la Revelación Divina, y reflexionando sobre el aura de espiritualidad que rodea a su familia y a ella misma.

La Paz sea sobre la nieta del Profeta Muhammad (La Paz sea con él y su familia purificada), y sobre aquellos que protegen su Santuario de los ataques blasfemos de los diabólicos Takfiris.

 

Fuente:

http://en.rafed.net/islamic-articles-v15-1030/seerah/17889-hazrat-zainab-s-a-the-untaught-sage

hazrat_zainab_by_bisimchi_graphic-d4uac2lTraducciòn: LAILA HAKIM para UMMA

Filed in: Grandes Mujeres

No comments yet.

Deja un comentario

Debes iniciar sesion para dejar un comentario.