11:31 am - Jueves agosto 17, 2017

Ética: El Sagrado Corán y los Padres

PREGUNTA:

¿Cuáles son las recomendaciones del Sagrado Corán con respecto a los padres?

 RESPUESTA:

El respeto a los padres y mostrar el comportamiento correcto hacia ellos son temas que son considerados muy importantes para Allah (SWT). Como resultado, un gran número de versículos en el Corán y narraciones del Profeta Muhammad (La Paz sea con él y su familia) y su progenie están dedicados acerca de los padres. Navegando por estos versículos y narraciones, uno puede encontrar que muchas de las explicaciones y expresiones sobre el respeto a los padres son muy sorprendentes, y no son dichas sobre otros temas.

Como se ha expresado, el tratamiento demostrado hacia nuestros padres tiene diferentes perspectivas. Nuestro encuentro jurídico-económico, la conducta pública, la obediencia,  etc., son todas partes de estas diferentes perspectivas. El Islam no sólo ha definido la forma adecuada de tratar a nuestros padres en nuestra juventud, edad media, y en las edades mayores, sino también nos ha dado instrucciones de cómo llevarlas a cabo después de que fallecen.

Un consejo económico

Cuando se trata de ayuda financiera, el Sagrado Corán da una ubicación privilegiada para los padres. Además de prestar atención a los derechos obligatorios que los padres tienen, Allah (SWT) nos señala dar la máxima prioridad a nuestros padres al con la intención de realizar buenas acciones. Por ejemplo, cuando el tema de la caridad se discute en el Sagrado Corán, Allah (SWT) antecede a los padres antes que cualquier otro grupo de personas, para hacer valer la idea de que los padres tienen la más alta prioridad en la recepción de la caridad (2: 215).

Tratar a nuestros padres con amabilidad, una clase de adoración para Allah (SWT)

La ayuda financiera, aunque es muy importante y significativa de acuerdo con el Sagrado Corán, está sólo en segundo lugar de mostrar bondad hacia nuestros padres en todos los aspectos. Hacer el bien hacia nuestros padres juega un papel importante en nuestro destino, y Allah (SWT) hace hincapié en la importancia de un comportamiento adecuado con los padres en tres versículos. Es interesante que en otros tres versículos Allah (SWT) enfáticamente nos ordena misericordia con nuestros padres, inmediatamente después del mandato a la humanidad a adorarle.

La invitación de los Profetas, y sus palabras a los padres

El tratar a los padres con amabilidad consiguió un estatus muy apreciado durante la invitación del Profeta Muhammad (La paz sea con él y su progenie) al Islam. De acuerdo con el Sagrado Corán, cuando el Profeta Muhammad (La paz sea con él y su progenie) informaba a las personas acerca de los actos ilícitos, lo primero que ordenó después de prohibir a las personas de asociar a alguien con Allah (SWT) fue hacer el bien a los padres. De esto se puede concluir que después del mayor pecado, que es el politeísmo, está disgustar a nuestros padres como uno de los más grandes pecados.

Por otra parte, mostrar un comportamiento adecuado hacia nuestros padres no sólo se recomienda en el Islam; más bien es una orden común que todos los Sagrado Profetas fueron asignados a transmitir a sus comunidades. Por ejemplo, el Sagrado Corán recuerda el pacto a los Hijos de Israel realizado con Allah (SWT): “Y (recuerda) cuando concertamos un pacto con los Hijos de Israel, (diciendo): Solamente adoraréis a Allah y sed buenos con vuestros padres… “(2:83). Tal como se presenta en el versículo anterior, este mensaje no sólo fue revelado al Profeta Muhammad (paz sea con él y su familia), sino que fue revelado de forma idéntica a todos los Profetas.

La obediencia a los padres, ¿hasta dónde?

El Islam nos enseña que debemos evitar plasmar una actitud que hará daño a nuestros padres. Por lo tanto, no está permitido desobedecerlos cuando ellos – por buena voluntad y amor – ordenan que hagamos una acción. Por lo tanto debemos tratar de mantenerlos satisfechos. Es sólo bajo una condición: que estamos exentos de obedecerlos, si su orden contradice las órdenes de Allah (SWT). En otras palabras, es sólo si nos piden que cometer pecado o hacer actos ilegales que hay que abstenerse de obedecerlos. Incluso en estas circunstancias, el Sagrado Corán nos recuerda que debemos actuar con amabilidad y respeto hacia nuestros padres en este mundo transitorio.

Madre, el símbolo del dolor ilimitado y amor infinito

Allah (SWT) nos recuerda en el Corán acerca de algunas de las dificultades que las madres pasan. El Corán nos recuerda la época en que ella nos mantuvo en su seno con gran dolor. Se nos recuerda acerca de los dos primeros años después del nacimiento cuando nos amamantó con compasión. Todo esto suma treinta meses de dolor que ella maneja con paciencia. Para pensar en todo el amor y el cuidado que tiene una madre por nosotros a lo largo de estos años, especialmente después de leer las enseñanzas del Sagrado Corán, no es sorprendente ver lágrimas rodando por nuestras mejillas.

Ni siquiera la ofensa más pequeña!

Además del hecho de que Allah (SWT) nos recuerda que debemos estar agradecidos con Dios por todas las cosas que nos ha dado, Él también nos enseña a ser agradecidos de nuestros padres. De hecho, este versículo del Corán (31:14) aclara que, dado que el ser agradecido a los padres es una orden de Allah (SWT), es una forma de ser agradecido con Él.

Cuando los padres llegan a sus edades mayores, por lo general se vuelven más sensibles y menos pacientes. Pueden estar mal a veces y juzgar de manera injusta a sus hijos. Sin embargo, sorprendentemente Allah (SWT) nos ha pedido ser pacientes y amables con ellos, especialmente cuando envejecen ya que necesitan más ayuda. Incluso si somos lastimados por ellos, no hay que decir incluso la más pequeña palabra “uf”, para que no les haga daño.

“Uf” es el medio más pequeño de desaprobación y desacuerdo, lo que podría ser pronunciado por alguien que se ha molestado. Sin embargo, Allah (SWT) nos ha anulado de decir, incluso la cosa más pequeña que pueda molestar a nuestros padres. El Imam Sadiq (La paz sea con él) interpreta este versículo (17:23) y dice: “Si hubiera alguna palabra más pequeña que ‘Uf’ que molestara a los padres de uno, Dios habría prohibido su uso.”

¿Cómo debemos actuar?

Entonces, ¿cómo debemos tratar a nuestros padres? El Sagrado Corán responde a esta pregunta maravillosamente. Imagina un ave poderosa que no quiere luchar. Extiende sus alas y las pone en la tierra para demostrar que se ha rendido. Allah (SWT) nos enseña a ser humildes delante de nuestros padres como un pájaro que abre sus alas en el suelo. Por lo tanto, debemos hacer todo lo posible para ser humildes y amables con nuestros padres.; además, debemos hacer todo lo posible para protegerlos de cualquier manera, y expresar de forma continúa nuestro amor por ellos.

Recordando a los padres en los mejores momentos

Además de todas las enseñanzas y órdenes del Sagrado Corán, podemos ver que este Libro Sagrado nos invita a recordar a nuestros padres en los momentos únicos de hablar y rezar a nuestro Señor. El Sagrado Corán nos enseña a rezar por ellos: “¡Oh, mi Señor bendícelos , ya que me criaron cuando era pequeño.” Una conducta apropiada hacia los padres es algo que casi todo el mundo tendrá que hacer frente en su vida. Esperemos entender realmente lo que el Señor espera de nosotros y hacer nuestro mejor esfuerzo de este modo; de hecho Él es el mejor defensor y el más amado.

Fuente: http://en.shafaqna.com/articles/religious-questions/item/44642-ethics-the-holy-quran-and-the-parents.html

Traducción: LAILA HAKIM para UMMA

 

Filed in: Aleyas y Exégesis, Derecho, Familia, Moral y Familia, Práctica Islámica, Religión, Social

No comments yet.

Deja un comentario

Debes iniciar sesion para dejar un comentario.