3:57 pm - lunes octubre 14, 2019

El pequeño pueblo en México donde la población indígena de los Ttzotziles ha abrazado el Islam

 Autora: Jessica Aya Harn – Subdirectora de The Muslim Vibe – 4 de octubre de 2019

Fotografías tomadas por la fotoperiodista italiana Giulia Iacolutti, originalmente publicadas en National Geographic.

Aunque es relativamente pequeño en número, la cantidad de musulmanes en México está creciendo y ofrece un aspecto hermoso en la diversidad de musulmanes bajo el paraguas del Islam. Con la religión introducida constantemente durante las últimas décadas, el país ahora tiene alrededor de 5,500 musulmanes mexicanos nativos, un número que se ha triplicado desde lo que era hace 15 años. Los inmigrantes del Líbano, Siria e incluso los musulmanes sufíes españoles se han mudado a México y, sin darse cuenta o deliberadamente, han difundido el mensaje del Islam, aunque un número creciente de mexicanos que abrazan el Islam lo aprendieron y lo siguieron desde su propio estudio.

Una aldea en particular ha dado a luz a uno de los centros más singulares del Islam en México en el estado sureño de Chiapas. El corazón de los pueblos indígenas Mayas, muchos de los cuales se identifican como católicos romanos, ha visto un sorprendente número de conversos al Islam. Esta pequeña comunidad de conversos ubicada alrededor de San Cristóbal de las Casas, con la mayoría identificada como pueblos indígenas Tzotziles, ha establecido su propia comunidad de musulmanes en el paisaje montañoso del sur de Chiapas. Muchos de los lugareños afirman que las conversiones al Islam ganaron fuerza en la década de 1980, cuando el movimiento zapatista en México comenzó a alentar las críticas al cristianismo y al capitalismo influenciado por los EE. UU.

Los pueblos Tzotziles son un grupo Maya étnicamente indígena, nativo de lo que ahora es el estado de Chiapas en el sur de México. Se dice que la palabra «Tzotzil» originalmente significa «gente del murciélago» en su idioma nativo Tzotzil, al que se refieren como el idioma Bats’i k’op. Con una población de poco menos de 300,000 habitantes, el pueblo Tzotzil representa uno de los últimos reductos de descendientes del antiguo Imperio Maya de América Central.

En Chiapas, los miembros de la Comunidad Maya Musulmana a menudo se distinguen de sus homólogos Católicos Romanos por los hombres que usan kufis o gorros de oración, mientras que las mujeres a menudo usan hijabs hechos de los chales Mayas tradicionales. Mustafa, miembro de esta pequeña comunidad musulmana, le dijo al periodista Edgard Garrido:

“La gente nos miró de manera extraña cuando nos convertimos, pensaron que éramos terroristas y nos tenían miedo. Pero con el paso del tiempo y nuestras propias acciones, esa opinión ha cambiado”.

Muchos de los que se convirtieron al Islam, y ahora están criando familias que solo han conocido el Islam, están trabajando para equilibrar sus identidades como indígenas Mayas mexicanos, que al mismo tiempo son musulmanes. Es un camino similar que no solo enfrentan los conversos de todo el mundo, sino que también los musulmanes criados afrontan al equilibrar una identidad musulmana mientras viven en un país que puede no ser de mayoría islámica. En declaraciones a la fotógrafa italiana Giulia Iacolutti, los miembros de la comunidad musulmana Tzotzil le dijeron:

   «Quiero hablar mi idioma, quiero ponerme la vestimenta indígena, pero también quiero creer en Allah».

Con el número de musulmanes latinoamericanos creciendo también en los Estados Unidos, sigue siendo increíblemente poderoso ver la hermosa diversidad de musulmanes en todo el mundo. El Islam en México, una tierra de creencias tradicionales Mayas, el Catolicismo Romano influenciado por los españoles y religiones indígenas, está disminuyendo su popularidad a medida que más y más mexicanos adoptan una religión que enfatiza algunos de los aspectos más bellos de la cultura y la moral mexicana.

En un mundo donde la Islamofobia desenfrenada, el racismo descarado y la retórica antiinmigrante ahora son utilizados abiertamente por los niveles más altos de gobierno en todo el mundo, se convierte en un deber de nuestra parte abrazar, empoderar y apoyar la diversidad en cualquier figura o forma que pueda tomar. A medida que los niveles de odio hacia los musulmanes y el Islam parecen elevarse, recordemos y celebremos la tranquila belleza de un pequeño pueblo en el sur de México que abarca la verdadera fuerza de la diversidad y la tolerancia.

Fuente: https://themuslimvibe.com/faith-islam/the-small-village-in-mexico-where-indigenous-tzotzil-peoples-have-embraced-islam?fbclid=IwAR2ZRNuwdq0ni1RvaG0McoI3ePUr4u6LouVuh4V6rrgiMYJ2OCMctVtYv60

Traducción: Laila Hakim para UMMA

Filed in: Noticias, Práctica Islámica, Religión, Secretaría de Derechos Humanos Islámicos, Social

No comments yet.

Deja un comentario

Debes iniciar sesion para dejar un comentario.