3:48 am - sábado junio 6, 2020

Si, soy una entrenadora personal que usa hiyab, ¿y qué?

Por Natalie Moms, periodista de estilo de vida

Miércoles 22 de enero de 2020

Fuente: https://metro.co.uk/2020/01/22/wearing-a-hijab-and-modest-dress-doesnt-make-me-lessknowledgeable-as-a-personal-trainer-12090068/ Traducido por M. Fabiana Ríos para UMMA

La doctora Aishah Iqbal es médica y una calificada entrenadora personal pero cree que las musulmanas como ella aún son crónicamente subrepresentadas en el mundo de la educación física. Como asiática que usa un hiyab y abaya (un vestido largo), Aisha dice que a la gente a menudo le choca que no luzca con la típica imagen de una entrenadora personal a la que estamos habituados a ver en las redes sociales. Tampoco cree que sea necesario que los entrenadores personales posen en ropas ajustadas en las redes sociales –comenta que no debe ser el único modo de demostrar su valía como profesional de la educación física. “Creo que hay una opinión general de que los entrenadores personales siempre deben estar en indumentaria de entrenamiento y lucir de determinada forma”. Aishah le dice a Metro.co.uk “No encajo en esta apariencia típica. El mundo de la educación física raramente representa a una población más amplia. ¿El modo en que me visto me hace menos experta en el área? Por supuesto que no.” Aishah está tan apasionada con la educación física que hace malabares con su ocupada carrera como médica pediatra y sus sesiones de entrenamiento personal- haciéndose cargo de seis horas adicionales de trabajo cada semana con un amplio rango de clientes. Piensa que es importante para todas las personas tener modelos de rol visibles cuando se trata de la salud y desea reforzar el mensaje de que no existe un único modo en el que una mujer fuerte debe lucir. “No posteo imágenes mías en indumentaria de entrenamiento en las redes sociales, lo cual es típicamente la regla en la industria de la educación física”, dice. “No me siento cómoda haciéndolo así que ¿por qué debo sentir que tengo que hacerlo?” Además todos los entrenadores personales en las redes sociales parecen estar vestidos en calzas y posando- las calzas no son para todos, tampoco lo es hacer poses para la cámara”.

Al crecer, Aishah amaba correr, pero no fue sino hasta que asistió a la universidad que realmente se sumergió en el mundo de la salud y la educación física. Formarse para ser doctora le abrió los ojos a cuán importante era cuidar su cuerpo y deseaba estar saludable para ser buena en su demandante trabajo. “Siempre luché para encontrar un gimnasio en el que sentirme cómoda por lo que elegía ejercitarme solo en ambientes femeninos”, dice Aishah. “Por suerte mi universidad tenía un salón separado para las mujeres que deseaba utilizar el gimnasio. Comencé a asistir con regularidad e investigar diferentes regímenes y métodos de ejercicios. Me encanta cuán fuerte me siente mental y físicamente como resultado de ejercitarme. Tengo muchísima energía y me siento mucho más confiada en mis capacidades. Me demostré a mí misma que estaba equivocada cada vez que creía no sería capaz de levantar una pesa más pesada o correr por más tiempo. Esto se vuelca en mi vida fuera del entrenamiento físico ya que me he demostrado que soy capaz de hacer mucho si me enfoco en ello”. Usar el hiyab y elegir ejercitarme en ambientes exclusivamente femeninos ha supuesto desafíos para Aishah. Al trabajar como médica con poca antigüedad pasa mucho tiempo rotando en diferentes áreas, lo que vuelve difícil mantener una rutina- no es fácil encontrar gimnasios en los que se encuentre cómoda. “Encuentro maneras haciendo circuitos de entrenamiento camino a casa para asegurar que realizo algún movimiento”, explica. “Con tantos gimnasios exclusivos para mujeres con los que me he cruzado, encuentro que suelen ser limitados en el equipo disponible.” “Siempre estarán llenos de máquinas para ejercicios cardio, como cintas caminadoras y bicicletas, en tanto que equipos de entrenamiento de resistencia suelen ser escasos.”

“Como alguien a quien le gusta mucho levantar peso y entrenar resistencia, puede ser descorazonador ver que los gimnasios no siempre reconocen la necesidad de una variedad de equipos.”No obstante, en el transcurso de la última década desde que comencé a ir a los gimnasios, siento que están mejorando. Hay más salones solo para mujeres apareciendo en gimnasios dominantes como Everlast y Pure Gym, lo que es grandioso de ver”.

Aisha cree que la marea está cambiando lentamente en tanto que más personas se vuelven conscientes de las fallas y la carencia crónica de diversidad en la industria del entrenamiento físico. “Algunos profesionales de la educación física se vuelven locos si no lucen de cierta forma”, dice Aishah. “Y hay muchas personas en la sociedad que no consiguen el apoyo que necesitan para ejercitarse por la forma en la que la industria de la educación física ve a la salud y el entrenamiento.” “Por ejemplo- a la gente que es obesa se le puede hacer sentir como que es su culpa o que son perezosos”. Aishah dirige su propio servicio de ayuda para la pérdida de peso y es entusiasta promotora de un enfoque más saludable, sustentable para el peso y la imagen corporal. “La industria de la pérdida de peso está saturada de compañías que empujan a las mujeres a sentir que necesitan estar a dieta, pasar hambre o ver a la comida como un pecado,” explica. “Creo que a todos se les debe permitir tener sus objetivos cuando se trata de su entrenamiento y salud. A través de mi servicio para la pérdida de peso apunto a proveer un enfoque holístico para ayudar a las mujeres a alcanzar sus metas”. Aishah trabaja con sus clientes para reducir el estrés, mejorar el sueño y llevar un estilo de vida más feliz y dice que esto puede ayudar a las personas a lograr sus metas de peso sin utilizar actitudes negativas acerca de sus dietas o cuerpos. “Me agrada ser capaz de un cambio en la confianza que mis clientes tienen en sí mismos y sus capacidades”, dice. “Como médica, trato la enfermedad con medicamentos y opciones quirúrgicas; como instructora trato de ayudar a la gente a mejorar su salud para ayudarlos a que manejen cualquier condición existente y reduzcan el riesgo de cualquier problema de salud futuro”. Aishah cree que la industria del entrenamiento necesita desesperadamente adaptarse para reflejar el mundo que nos rodea y representar a las comunidades más diversas.

“Cuando pienso acerca de la idea de gimnasios o salones exclusivos para mujeres- no solo a las musulmanas les gusta entrenar en un ambiente privado apartado”, dice Aishah.
“He conocido muchas mujeres a lo largo de los años que simplemente desean sentirse cómodas ejercitándose sin la presencia de hombres”. “Jamás he entendido desde un punto de vista comercial, el gimnasio que abre un salón solo para mujeres tiene más probabilidades de atraer nueva clientela que el gimnasio que no brinda esa opción”. “Lo mismo es para la promoción de vestimenta de entrenamiento para mujeres más grandes o brindar estilos que no impliquen la exposición de muchas partes del su cuerpo”. Aishah siente apasionadamente que todos merecen la oportunidad de cuidar su salud –y la accesibilidad a lugares para ejercitarse y profesionales que puedan hablar sin hacer sentir juzgadas a las personas es fundamental.” “Dicho esto, siempre le digo a las mujeres que no se sientan desalentadas para ejercitarse. Incluso si un gimnasio no cumple con sus necesidades, el entrenamiento doméstico puede ser increíble y el efecto de caminar velozmente alrededor de su parque local no debe ser subestimado”. Aishah atribuye su éxito como entrenadora personal al hecho de que ella escucha. Se esfuerza para entender cómo se sienten sus clientes y pensar acerca de sus necesidades individuales. Dice que las respuestas generales y el duplicado de los planes de entrenamiento son totalmente ineficaces. “Creo que ser médica y entrenadora personal me coloca en una posición realmente única para ser capaz de asesorar a mis clientes hacia sus metas generales de salud”, dice. “Mientras mi asesoramiento para la pérdida de peso no otorga ningún consejo médico, soy capaz de usar mi capacidad para entender las actuales investigaciones y desmentir los típicos mitos que hay alrededor.” “Los pequeñas acciones con las que asesoro a mis clientes se basan en investigaciones científicas. La salud siempre será lo primero para mí, antes que tomar acciones drásticas para obtener pequeños resultados”. “Mi máxima meta es retomar el control de la moda que llena la industria de la pérdida de peso y ponerla en las manos de las mujeres nuevamente”.

Filed in: Destacado, Hiyab, Práctica Islámica, Religión, Salud, Social

No comments yet.

Deja un comentario

Debes iniciar sesion para dejar un comentario.