10:34 pm - Sábado julio 20, 2019

Cómo Mantener Seguros a sus Hijos en el Ciberespacio

Jueves 13 de diciembre de 2012         WOMANSDAY.COM

 

La tecnología está en todas partes. Las computadoras personales y los teléfonos inteligentes nos otorgan acceso a juegos, foros de chat y a incontables hilos de información que se filtran en cada rincón de nuestras vidas.

Cuando pensamos en la seguridad cibernética de los niños, a menudo pensamos en el monitoreo del uso de internet en las computadoras. Y algunos padres lo hace, pero no lo suficiente. Un estudio acerca de la seguridad de los adolescentes en internet, informó que el 75% de los adolescentes dijo que sus padres casi nunca controlan su uso. Además, alrededor de un tercio de los adolescentes encuestados dijo que sus padres desaprobarían el modo en que pasan su tiempo en internet.

Además de las computadoras, otros dispositivos necesitan la vigilancia, también. Los niños y los adolescentes ahora chatean, comparten imágenes y miran videos en teléfonos celulares y sistemas de juegos. Los juegos bajados a los teléfonos inteligentes y dispositivos de juegos a menudo tienen componentes de chat en ellos, y estos juegos habitualmente pueden ser jugados con “compañeros” en línea elegidos al azar.

 

¿A qué tecnología tiene acceso su hijo? ¿Qué tecnología posee su hijo que permite que otros tengan acceso A su hijo? ¿Usted confía ciegamente o monitorea de cerca? ¿Sabe su hija qué hacer si se topa con contenido inapropiado o si alguien le hace preguntas a través del chat?

Recientemente la puerta del cuarto de juegos de nuestra casa estaba cerrada. Jamás está cerrada, así que eso llamó mi atención. La abrí y mi hijo de 7 años, con su consola de juegos en la mano, me miró con una expresión de “¡Oh, no esperaba que entraras en la habitación!” Sin pensarlo, exclamé, “¡Pon tus manos donde pueda verlas y no te muevas!” (Quizá deba ver menos TV) Tomé su juego y hallé que estaba mirando un video que rayaba lo inapropiado para su edad – lo hubiera considerado “OK” pero sólo con una explicación por parte de un adulto acerca de su contenido. Sin saberlo yo, el sistema regularmente le otorga al (niño) usuario notificaciones y acceso a nuevos juegos, videos musicales y cosas así.

Se hizo claro que un “cambio” había ocurrido en su pequeño cerebro y que tenía que ser vigilado más de cerca de lo que yo creía.

 

El Uso de Internet

El uso de internet entre los niños está descontrolado. En un estudio de McAfee (la compañía de antivirus), se halló que aproximadamente el 80% de los niños de menos de 5 años utilizan internet y el 90% la usa regularmente en la adolescencia. El estudio también informa que el 70 % de los adolescentes oculta su comportamiento en la línea de sus padres (p. e., borrando el historial de internet o encontrándose personalmente con alguien a quien conocieron inicialmente en línea).

Irónicamente, como escribí párrafos antes, un colega vino a mi oficina y me contó acerca del amigo de su hija, que conoció a un hombre mayor en línea y a quien luego encontró en persona en un café. Ella es inteligente y comprometida con la universidad, proviene de una familia responsable y unida, con padres educados, y… ella debió haberlo sabido. Pero no. Y muchas adolescentes no lo saben. Un estudio de un grupo mediático informe que un tercio de las adolescentes ha tenido relaciones íntimas con alguien que conoció en línea.

¿Por qué las adolescentes hacen esto a pesar de lo que se les dice? Se le llama la fábula personal. Se sienten únicos e invencibles e insisten en que nada peligroso puede ocurrirles.

Claramente existen pros y contras con la autopista de la información y el relativamente nuevo mundo virtual en el que vivimos. Como una sociedad, debemos equilibrar de algún modo nuestro temor acerca de lo está allá afuera con la utilidad de lo que está allá. Y, como padres, debemos educar a nuestros hijos.

 

¿Qué Debemos Considerar?

Intentar mantener seguros a nuestros hijos no es algo nuevo. Intentar mantener seguros a nuestros hijos en el mundo virtual en desarrollo es una preocupación nueva y creciente.

Por un lado, internet puede ser educativa –nos brinda acceso ilimitado a la información. Las escuelas a menudo se suscriben a programas en línea para matemáticas, deletreo o idiomas extranjeros. Podemos ver grabaciones de Marte, descubrir la selva tropical o ver lejanos países en tiempo real. Para los niños con trastornos del desarrollo y ansiedad social, algunos estudios citan los beneficios de las redes sociales.

Por otro lado, existe un elevado riesgo a la exposición a contenido inapropiado (el promedio de edad de la primera exposición a pornografía en internet es de 11 años). La juventud de hoy en día se ve involucrada en acoso cibernético (el 20% de los adolescentes informa ser acosado en línea). Jugar juegos violentos en línea ha sido asociado a la agresión y la delincuencia. Además, el tiempo que se pasa usando artefactos electrónicos priva a los niños de involucrarse en ocupaciones más activas. (Recientemente oí la excelente frase: “Más Responsabilidades, Menos Aplicaciones”) Cónyuges, padres y niños han remplazado el tiempo del cara a cara con la tecnología (el 25% de los padres admite utilizar los teléfonos inteligentes en lugar de juguetes o chupetes para distraer a sus hijos más pequeños mientras realizan las compras o cocinan).

 

¿Qué debemos hacer?

Los padres necesitan estar atentos a lo que sus hijos están haciendo en internet, y deben vigilar cómo pasan su tiempo en línea. Los investigadores sugieren que el uso y las actitudes de los niños cambian dependiendo de la actitud, compromiso y vigilancia de los padres. Sea proactivo. Esté atento a los peligros inherentes del uso de internet, como también del efecto adictivo que puede tener internet. (¿Sabía usted que existe algo como el Desorden de Adicción a Internet? ¡En Corea del Sur incluso existe un reformatorio para adolescentes adictos a internet!)

El conocimiento y la vigilancia pueden ser practicados de múltiples formas.

* Utilice los ajustes de privacidad (especialmente en los sitios de redes sociales) y los controles parentales (incluso en las consolas de juegos), y chequee el historial de navegación (sea precavido si su hijo ha desconectado el historial de navegación). Sopese los riesgos y los beneficios de lo que bloquea y de lo que no bloquea. Considere la edad de su hijo, su nivel de desarrollo, su curiosidad, su destreza tecnológica y el comportamiento de sus amigos.

*Piense acerca de la ubicación de la computadora en su hogar. Si posee un ordenador portátil, establezca reglas acerca de dónde y cuándo puede ser utilizado. Si sus hijos tienen teléfonos inteligentes, sea claro acerca de lo que pueden hacer con él. (Acabo de saber que un amigo tiene un teléfono en particular que puede colocar contraseña para ciertas aplicaciones).

*Sea transparente y abierto con sus hijos. Vean juntos el contenido en línea. Edúquelos acerca de los distintos sitios que pueden usar. Dependiendo de la situación, comparta sus preocupaciones.

*Pregunte a la escuela de sus hijos cómo protegen a los niños de los potenciales peligros del uso de internet. La actual ley federal1 exige que las escuelas que reciben donaciones, bloqueen el contenido inapropiado en las computadoras de la escuela y que tengan un plan de seguridad cibernético.

Jamás seremos capaces de vigilar el 100% del tiempo de nuestros hijos. Pero también tenemos que desenterrar nuestras cabezas y tomar las precauciones necesarias para mantener a nuestros hijos seguros en nuestro siempre creciente mundo tecnológico.

Traducido por Fabiana Ríos, para UMMA, de:

http://en.rafed.net/index.php?option=com_content&view=article&id=10621:how-to-keep-your-child-safe-in-cyberspace&catid=134:parenting&Itemid=988

 

Filed in: Familia, Salud, Social

No comments yet.

Deja un comentario

Debes iniciar sesion para dejar un comentario.