3:34 am - Sábado mayo 25, 2019

La Mujer en la Antigüedad

Extraído del libro: “Matrimonial Rights” por: Sayyid Mahdi as-Sadr

Los estándares sociales de evaluación de la mujer en las diferentes épocas de la antigüedad varían en gran medida oscilando entre la negligencia y la desmesura, privados de cualquier estado de moderación. La mujer, en primer lugar, era vista como una criatura de baja categoría, imperfecta. Por lo tanto se la juzgaba como un demonio que inspiraba el pecado y el mal. Luego, se la calificó como la señora de la sociedad que poseía el control absoluto sobre todo. Y después se la consideró como un trabajador que debía ser ejercer todos sus esfuerzos para salvar su vida.

Durante la mayor parte de estas épocas, la mujer solía sufrir la miseria y la humillación, ya que sus derechos fueron usurpados y su alma fue esclavizada por quien tenía derecho a utilizarla para cualquier propósito.

Durante la civilización Romana, los valores de la mujer eran inestables. En primer lugar, ella fue marcada como esclava y sirvienta del hombre, quien tenía toda la libertad dominarla. Luego, la sobrestimaron al liberarla del puño de los padres y maridos, otorgándoles todos los derechos de posesión, herencia, divorcio, falta de decoro e indecencia, a tal punto que una mujer romana solía casarse sin pudor con un gran número de hombres.

Un escritor Romano mencionó la anécdota de una mujer que trajinó por el regazo de ocho hombres en menos de cinco años. Otro Santo se refirió a la historia de esa mujer cuyo último matrimonio fue el vigésimo tercero, y ese hombre se había casado veinte veces antes que ella.  (29)

Además, a la mujer romana le fue permitido practicar libremente la desviación sexual, y más allá de la corrupción, esa fue la razón principal  que afectó a la sociedad romana.

En la costumbre de la civilización Griega, la mujer fue añadida a la basura. Fue vendida, comprada y considerada como una infección diabólica.

Los antiguos códigos de la India decidieron que las epidemias, la muerte, el infierno, el veneno, las serpientes… etc. eran mejores que la mujer. Por lo tanto, los derechos para vivir de la mujer en la India cesaban con la muerte de sus maridos que eran sus absolutos amos y señores. Por lo tanto, debían lanzarse en el fuego en el que fueron lanzados los cuerpos de sus esposos al morir; no sea que la maldición eterna les caiga sobre ellas.

Desde el punto de vista de la Torah, se aprecia el rango de la mujer a través de las siguientes palabras que se registran en el Éxodo, Capítulo 14, párrafo 17:

“Mi corazón y yo vagábamos con el fin de conocer, buscar y buscar la sabiduría y la razón y saber que el mal es la ignorancia y la idiotez es la locura. Me encontré con la mujer cuyo corazón es trampa y sus manos son grilletes, es más amarga que la muerte.” (30)

El Cristianismo, en la Edad Media, consideraba la mujer como una criatura diabólica, profana, que debía mantenerse alejada.

En su libro titulado “Historia de la Ética de Europa”, Liki dice que la gente acostumbraba a correrse de las sombras de las mujeres pues consideraban pecaminoso su enfoque o el reunirse con ellas. También creían que encontrarse de casualidad en la camino o hablar con cualquier mujer, como a las madres, esposas, o hermanas, malograban las buenas acciones y esfuerzos espirituales.

Así, la sociedad occidental solía menospreciar a las mujeres. En el año 586 D.C., se celebró una conferencia en Francia para decidir si la mujer era un ser humano o no! Después de las discusiones, decidieron que la mujer es el ser humano que se ha creado para servir al hombre!

En Inglaterra, Enrique VIII consideraba ilegal que las mujeres recitaran las Sagradas Escrituras. Hasta el 1850 D.C., las mujeres no eran consideradas ciudadanas, y hasta 1882, no tenían ningún derecho personal y ni tenían derecho a poseer nada. Por lo tanto, las mujeres eran disueltas en las personalidades de sus padres o maridos. (31)

Notas:

29. Cita del libro de Mr. Al-Mawdoudi titulado Al-Hijab; pag. 22.

30. Cita del libro del Dr. Ahmed Chalabi Religiones Comparadas; 3/196.

31. Cita del libro del Dr. Ahmed Chalabi Religiones Comparadas; 3/200.

 

Fuente: http://en.rafed.net/index.php?option=com_content&view=article&id=5083:woman-in-the-ancient-ages&catid=142:women-in-society&Itemid=995

 

Traducción: Laila Hakim para UMMA

 

Filed in: Social

No comments yet.

Deja un comentario

Debes iniciar sesion para dejar un comentario.